Insurrección “romántica” en Nicaragua

Dr. José d T. Escobar T.

Si no nos dejan soñar, no los dejaremos dormir.
Anónimo.

El Dr. Escobar analiza la situación que se vive en Mayo del 2018 en Nicaragua desde varios aspectos. Es un anålisis bastante profundo de destacado profesional y pensador que conoce muy de cerca la política del país donde nació.

A) Considerandos torales.
1) Nadie asegura que los grupos paramilitares serán desmantelados;
2) Los comandantes de la Contra fueron aniquilados, por estas fuerzas, 1 a 1, sin intervención de la policía, pero con apoyo de la Inteligencia y Contrainteligencia policial y militar del FSLN después de la guerra. La CIAV-OEA4 solamente dejó informes;
3) Esos grupos –paramilitares- han existido y seguirán existiendo bajo el nombre de CPCs5, CDSs6, JS7, células dormidas8 etc.
4) Tiene que haber un Programa de Seguimiento y Verificación (PSV) a los acuerdos logrados en el diálogo nacional y apoyado por gobiernos internacionales. En efecto, esta Comisión ante todo deberá velar por la seguridad física de los participantes no-gubernamentales, y deberá dar seguimiento y verificar que exista sostenibilidad en los acuerdos del diálogo;
5) La reacción de los Ortega al dejar entrar al país a la CIDH tiene como base el temor a las sanciones personales a ellos, ya en marcha, por la Global Magnitsky Human Rights Accountability Act9. Esta acción de los Ortega de invitar a la CIDH detiene temporalmente esta medida.

B) Acciones presumibles de la CIDH y solución a la crisis serían:
1) confirmar que hay muertos, fechas etc.
2) determinar la causa de las muertes
3) tipificar el delito
4) encontrar a los presuntos culpables y llevarlos ante la justicia
5) leer la Ley de la Policía Nacional, Arto. 910 que específica a quien corresponde, en última instancia, la jefatura suprema y la responsabilidad en la toma de decisiones (más información al respecto en11).
6) Redactar un informe sin influencia de la “Comisión (Porras) de la Verdad” La redacción del informe deberá durar máximo 4 meses.

C). Resultantes:
1. Es dudoso que se vaya a determinar la causa de las muertes y en consecuencia queda sin efecto tipificar el delito;
2. Si bien la Ley de la Policía Nacional señala responsabilidades específicas de jefatura; no tiene efecto porque no hay delito vinculante.
Se estima que será tanta la difusión en las investigaciones que ni siquiera se podrá presumir “que hubo omisión, en el sentido, en que pudo haber sido evitado el delito”;
3. Y si hubiere tipificación del delito e indiciados o presuntos culpables las instancias jurídicas a solventar posiciones tendrán que ser nacionales. ¿Podemos creer en las Cortes nacionales de Justicia y en la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua?

D) Demandas realistas: Entre otras:
1. Solicitud de membresía a la Corte Internacional Penal
2. Reforma a la Ley Electoral de Nicaragua, y sus Reformas en dos puntos específicos, todo lo demás puede quedar, por el momento, igual:
2.1 Elección directa de los diputados por las circunscripciones señaladas por Ley y
2.2 Derecho al voto de nicaragüenses residentes en el extranjero.

Conclusión:
Estamos ante una insurrección popular laudable, poderosa y única en los anales de la historia de Nicaragua y posiblemente en América Latina, pero ES una insurrección romántica, sin recursos, a no ser morales y de fe en la verdad y la justicia, sostenida por los asesinatos a mansalva, realizados criminalmente, con alevosía y ventaja, puesto que los jóvenes tenían como arma su humanidad o una piedra en contraposición a un aparato profesional de asalto.

Esta insurrección “romántica”, temo, será aplastada a corto plazo si no se toman otras medidas más realistas, entre otras, la conformación de inmediato de un Comité de Defensa de la Soberanía y Unidad Nacional que emigre al extranjero para consolidar la continuidad de la resistencia pacífica.


El Dr. José Escobar T. es colaborador ocasional de esta publicación es Ex profesor Universidad Centroamericana (UCA) Nicaragua y Ex profesor Universidad de Costa Rica (UCR). 


 

2 comments

  • Hace un año que los nicaragüenses tuvieron una ilusión. Y pasarán más… antes que haya nuevas elecciones. El “hombre” está bien atornillado en la silla presidencial.

  • Es una situación bastante alarmante la que sufre Nicaragua. Los que administran el país tienen tanto el “gobierno“, como el “poder“. (Y mucho de este último).
    Cuando gobierno y poder se juntan, el gobernante puede estar hasta que muera gobernando.

      Fidel Castro que lo sabía y practicaba muy bien le advirtió a Salvador Allende – en 1973 – en un discurso, en su viaje a Chile” “Presidente, usted tiene el gobierno, pero no tiene el poder“. Los resultados son historia conocida.

    Elementos del poder
    El poder lo conforman mucho elementos dentro de una organización. En el caso de un país son, entre otros: fuerzas armadas, paramilitares, partidos políticos, sindicados, cooperativas, iglesias, empleados públicos, empresa privada, etc.

      Analicen la situación que se comenta y saquen sus conclusiones de lo que sucederá.