Protentastismo y capitalismo

Siempre me llama la atención que por estos lados las tecnologías que pueden dar dinero y engrandecer los negocios, se adopten con una lentitud de tortuga.

Pareciera que por nuestros países, del hemisferio sur, pocos quieren ganar dinero sin depender solo del gobierno. El tener mucho dinero, generado por el trabajo, tampoco es bien visto.

Los “emprendedores” son muy pocos. Incluso entre los miles de egresados de las escuelas de negocios, el porcentaje de emprendedores es cercano al cero por ciento.

Capitalismo, propiedad privada y mercado

Como he dicho en tras ocasiones, la palabra “mercadeo” es tomada como algo pecaminoso, malo, detestable, por demasiadas personas, en nuestros países. Ya han visto que en China esto es algo diferente en este momento.

El “marketing” es de inmediato relacionado con el “capitalismo“. Debe ser porque marketing es un palabra que viene del inglés. que ya es reconocida por la RAE.

Muchos desconocen que el capitalismo es definido como un sistema económico y social basado en que los medios de producción deben ser de propiedad privada. En esta doctrina el mercado sirve como mecanismo para asignar los recursos escasos de manera eficiente. Por su parte capital sirve como fuente para generar riqueza. De hecho sin capital no se pueden crear negocios y hacer emprendimientos. El capitalismo es la posición económico-social contraria al socialismo.

Países del Norte y del Sur son diferentes

LIbro escrito en 1905 y sigue vigente

Mientras tanto en los países desarrollados, como Canadá, todo lo nuevo llega rápido y su adopción es bastante masiva. Debe haber infinidad de razones para justificar la falta de interés en hacer dinero y no querer ser considerado “capitalista”.

Max Weber en su controversial libro La ética protestante y el espíritu del capitalismo sostuvo que los países del sur y del norte del mundo tenían enormes diferencias en su desarrollo económico. Lo atribuyó a la diferencia entre las religiones profesadas en ambas áreas. El norte es mayoritariamente Protestante.

De verdad Italia, España, Portugal mayoritariamente católicos, tienen situaciones económicas muy malas. Alemania y Escandinavia, Protestantes del norte, se encuentran en una situación bastante buena desde el punto de vista financiero.

Ética Protestante y Capitalismo

Pareciera que la teoría de que la ética protestante se encuentra unida al espíritu del capitalismo, de Max Weber, tiene bastante sentido, por lo que estamos viendo.

En el libro, Weber escribió que el capitalismo en el norte de Europa evolucionó cuando la ética protestante (particularmente calvinista) “influenció a un gran número de personas a dedicarse al trabajo en el mundo secular, desarrollando sus propias empresas y participando en el comercio y la acumulación de riqueza para la inversión”.

En otras palabras, la ética del trabajo protestante fue una fuerza importante detrás de la aparición no planificada y descoordinada del capitalismo moderno.

Adicionalmente los protestantes tuvieron educación mejor y más larga, que se manifiesta poco después de que Martin Lutero se separó de la Iglesia establecida por el año 1525. Martín Lutero fue el principal artífice de la Reforma Protestante. Sus escritos – gracias – a la imprenta – ejercieron influencia sobre otros reformadores y pensadores.

Su traducción de la Biblia al idioma alemán (en lugar del latín) lo hizo accesible para los laicos, un evento que tuvo un tremendo impacto tanto en la iglesia como en la cultura alemana.

Lutero abrió las puerta de su Iglesia a las mujeres. Sus seguidores establecieron escuelas para niñas y niños, impulsando de se modo la emancipación de la mujer.

Resumiendo la ética del protentastismo
  • El dinero no es malo:
    La adquisición del dinero es casi el valor supremo de la vida. El ejercicio constante de una profesión —el trabajo— es una manera tan privilegiada para adquirir el dinero, que se presenta varias veces como fin, no como medio.
  • Racionalidad:
    Es el trabajo que busca las maneras más adecuadas para obtener la máxima cantidad de riqueza. Los protestantes, que son la mayoría de la población, «han mostrado singular tendencia hacia el racionalismo económico, tendencia que ni se daba ni se da entre lo católicos, en cualquier situación en que se encuentren.» (Weber).
  • Austeridad:
    Hace que se use mínimamente la riqueza acumulada. Aunada a las tres características precedentes, da lugar a una creciente acumulación de riqueza, o de capital por medio del ahorro.
  • Ascetismo:
    «Y del mismo modo podría explicarse el fenómeno no menos frecuente y curioso […] de que muchas casas parroquiales hayan sido el centro creador de empresas capitalistas de amplios vuelos, lo que podría interpretarse como una reacción ascética de la juventud. Pero esta reacción falla cuando se dan al propio tiempo, en una persona o colectividad, la virtud capitalista del sentido de los negocios y una forma de piedad intensa, que impregna y regula todos los actos de la vida; y esto no se da solo en casos aislados, sino que también precisamente constituye un signo característico de grupos enteros de las sectas e iglesias más importantes de protestantismo.» (Weber).