Datos Personales y Publicidad Digital

Los datos personales son un recurso que vale miles de millones de dólares para aquellos que pueden extraerlos y refinarlos de la manera efectiva. Se espera que solo las empresas estadounidenses gasten cerca de $ 20 mil millones a fines de 2018 para adquirir y procesar datos de los consumidores, según el Interactive Advertising Bureau.

Pocas empresas tienen mejores datos que Facebook, cuyos productos populares les brindan una visión íntima de la vida cotidiana de miles de millones de personas, y les permiten dominar el mercado de la publicidad digital.

El producto son nuestros datos

Muchas empresas de Silicon Valley ofrecen a los consumidores nuestors datos personales y de nuestros “amigos”. Los usuarios obtienen motores de búsqueda, cuentas de redes sociales y aplicaciones para teléfonos inteligentes de forma gratuita.

Por su parte las empresas utilizan los datos personales que recopilan (búsquedas, “me gusta”, números de teléfono y amigos) para vender publicidad digital. Cuando multiplicamos dos mil docientos millones de datos de usuarios (de una sola red social) por cualquier suma, aunque sea un dólar, se trata de un buen negocio…

Millones de dólares en los datos entregados a 150 empresas

Durante años, Facebook otorgó a algunas de las compañías de tecnología más grandes del mundo acceso a los datos personales de los usuarios, eximiendoles de sus supuestas reglas de privacidad.

Esto es detallado en cientos de páginas de documentos de Facebook obtenidos por The New York Times, (artículo de Diciembre 18 recién pasado). Los registros, generados en 2017 por el sistema interno de la compañía para el seguimiento de las alianzas, proporcionan la imagen más completa hasta la fecha de las prácticas de intercambio de datos de la red social.

También confirma cómo los datos personales se han convertido en el producto más preciado de la era digital, comercializado en gran escala por algunas de las empresas más poderosas del mundo.

El intercambio tenía como propósito beneficiarse mútuamente. Facebook buscaba tener un crecimiento explosivo y se hizo de más usuarios e ingresos publicitarios, mientras que las empresas asociadas a la red social pudieron usar funciones que hacen más atractivos a sus productos.

Los registros muestran que Facebook permitió que el motor de búsqueda Bing de Microsoft viera los nombres de prácticamente todos los amigos de los usuarios de Facebook sin su consentimiento, y le dio a Netflix y Spotify la capacidad de leer los mensajes privados de los usuarios de Facebook.

La red social permitió que Amazon obtuviera los nombres de los usuarios y la información de contacto a través de sus amigos, y le permitió a Yahoo ver las publicaciones de los amigos recientemente este verano, a pesar de las declaraciones públicas de que había dejado de compartir ese tipo de años antes.

Pero los documentos, así como las entrevistas con cerca de 50 ex empleados de Facebook y sus socios corporativos, revelan que Facebook permitió que ciertas compañías accedieran a los datos a pesar de esas protecciones.

Los documentos muestran que se beneficiaron a más de 150 compañías, la mayoría de las cuales son negocios de tecnología, incluidos minoristas en línea y sitios de entretenimiento, pero también fabricantes de automóviles y organizaciones de medios. Sus registros buscaron datos de cientos de millones de personas por mes. Las ofertas, la más antigua de las cuales hasta el año 2010, estaban todas activas en 2017. Algunas todavía estaban vigentes este año.

Hecho consumado

Este mes, un comité parlamentario británico que investigaba la desinformación de Internet lanzó correos electrónicos internos de Facebook, incautados por el demandante en otra demanda contra Facebook. Los mensajes revelaron algunas asociaciones y describieron a una compañía preocupada por el crecimiento, cuyos líderes buscaron socavar a los competidores y consideraron vender el acceso a los datos de los usuarios.

Al parecer Facebook contravino un acuerdo de consentimiento de 2011 con la Comisión Federal de Comercio que prohibió a la red social compartir datos de usuarios sin un permiso explícito.

Facebook ha reconocido haber manejado equivocadamente algunas de sus asociaciones con otras empresa, al permitirles tener acceso a los datos sus usuarios.

Y ya es poco lo que se puede hacer. Los datos tuyos y míos los tiene medio mundo. “Un hecho consumado”.


Artículo relacionado: Mal uso de datos en Facebook