China: lecciones en venta al detalle.

Muchos desconocen que es China la que lidera, desde hace bastante tiempo, en las tecnologías de venta al detalle. Al mismo tiempo se encuentra dando lecciones de comercio electrónico y son muchas las empresas que incluso en los EEUU siguen sus pasos de cerca y les imitan.

Aunque por estos lados, Amazon ha marcado el ritmo en las compras digitales en las últimas dos décadas, un segundo centro de innovación minorista se ha desarrollado en forma simultánea en Shanghai, China.

Son los minoristas chinos quienes están escribiendo las reglas para las compras del siglo XXI, especialmente en los alimentos.

Los dos grupos minoristas en línea más grandes de China, el grupo Alibaba y JD.com, están creando imperios minoristas como ningún otro que se haya visto en Estados Unidos o Europa. Estos dos gigantes ahora dominan los pagos móviles de China. Al mismo tiempo se encuentran implementando nuevas formas de venta minorista, donde los clientes caminan alrededor de una tienda usando sus teléfonos inteligentes para obtener información y pagar.

Esto les hace posible pronosticar la demanda de productos y coordinar la oferta de manera eficiente y hacer rápidas entrega. Con los datos obtenidos de los teléfonos móviles usados por los clientes, saben qué sitios web visitan, las apps que usan y a quién siguen en las redes sociales.

La explosión de China en el acceso en línea, en la cual alcanza a la mitad de su población, ha convertido el comercio electrónico en una alternativa natural. La entrega a domicilio también tiene un costo relativamente bajo, gracias a la densidad de las ciudades donde los chinos más ricos tienden a vivir.


Lecciones sobre la Nueva Venta al Detalle 

Es una realidad que hoy todo se encuentra en apps, en línea. Esto hace a pensar seriamente que las tiendas físicas y sus nuevos modelos para enfrentar un mundo en el cual las tiendas virutales, que se encuentran en el teléfono, han llegado a todos lados y manos de increíble cantidad de compradores.

No solo es para comprar en línea, sino también para pagar, e incluso seguir el camino que sigue lo comprado, para llegar a nuestras manos.

Aquí algunas formas en que los gigantes minoristas de China están re-definiendo las compras al detalle en su tierra. Pronto, sin duda alguna, lo harán por estos lados.

Estrategia comercial O2O (online 2 offline)

Alibaba y JD.com son pioneros en los nuevos modos de compra conocidos como O2O: “en línea a fuera de línea” que van más allá de los servicios físicos y en línea paralelos ofrecidos por la mayoría de las tiendas y supermercados más importantes del mundo.

Si bien la nueva tienda de concepto Amazon Go es una versión estadounidense de O2O, los minoristas chinos se están expandiendo más rápido.

En las tiendas Hema de Alibaba, que ascendieron a 47 en abril de este año, los códigos de barras QR recopilan información de productos en teléfonos inteligentes, que también se utilizan para seleccionar y pagar productos.

La bolsa pesa: hay que llevarla a casa

Si los compradores que no desean llevar sus compras a casa, pueden solicitar la entrega, que se garantiza dentro de media hora.

Tiendas Físicas son importantes

El logro de la escala permite a JD.com y Alibaba optimizar sus cadenas de suministro y servicios de entrega y eliminar datos de millones de transacciones diarias. Así armados, se están expandiendo al comercio minorista tradicional y están sobrealimentados con logística digital y marcas reconocidas a nivel nacional.

JD.com proporciona a la unidad china de WalMart una plataforma de servicio en línea y también ofrece una entrega de una hora para los artículos seleccionados de Walmart. Desde principios de 2017.

Pagos móviles

Una proporción cada vez mayor de las transacciones en estas tiendas se realizan por teléfono móvil, y los dos imperios también dominan aquí. Juntos, procesan el 92% de los pagos móviles de China: el sistema de Alibaba se llama Alipay, mientras que su rival JD.com está en alianza con Tencent, que es propietaria de WeChat Pay, parte de WeChat, la aplicación social más grande de China.

Los pagos por teléfono móvil ya se utilizan para el 35% de las compras en supermercados en China. Los gigantes del comercio electrónico pueden utilizar este conocimiento para desarrollar productos y formatos cada vez más atractivos. Esta experiencia luego persuadirá a más minoristas para que se registren con ellos.

Algunas de las tiendas cuentan con dispositivos de tecnología avanzada. 7Fresh, ofrece pagos automáticos utilizando la tecnología de reconocimiento facial como alternativa a las compras usando teléfonos inteligentes.

Pagos contra factura de teléfono.

Esta forma de pago ya utilizado en muchas tiendas y supermercado de China, solo es conocida por estos lados para pagar algunos limitados servicios. Sin embargo, es una forma que tiene como castigo, si no se paga, el corte total del servicio telefónico.

Expansión Global

Los imperios minoristas de Alibaba y JD.com se están preparando para expandirse globalmente. Alibaba, que ha estado vendiendo en línea en los Estados Unidos y Europa durante varios años, planea establecer centros de despacho europeos.

También quiere agregar centros de datos europeos y asiáticos a los que tiene en los EE. UU. Con el fin de dar soporte a todo, desde las ventas en línea hasta su negocio de computación en la nube. 

JD.com se enfrentará a Amazon en los EE.UU., este año al comenzar a vender en línea, apoyándose en WalMart para el apoyo logístico inicial en los EE. UU.

Alibaba tiene una capitalización de mercado cercana a los $ 500 mil millones, mientras que JD.com vale alrededor de $ 60 mil millones. Ya han reunido un número impresionante de alianzas en China a través de una ola de adquisiciones y asociaciones en los últimos cuatro años;

Alibaba ha realizado inversiones estratégicas por un total de $ 21 mil millones en ventas minoristas solo en los últimos dos años. La siguiente fase de su gran ola de adquisiciones podría estar fuera de China.