TPS no da derecho a “green card”

La Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó por unanimidad – el lunes 7 de Junio 2021 – que 400.000 inmigrantes de 12 países que viven en Estados Unidos, por razones humanitarias, no son elegibles para convertirse en residentes.

El Tribuna Supremo decretó que la ley de inmigración de los Estados Unidos impide que los migrantes que ingresaron ilegalmente al país obtengan la residencia permanente, o “tarjetas verdes”, aunque tengan un estatus de protección temporal, conocida como TPS.

La designación de TPS se aplica a los migrantes que llegaron a los EE. UU. escapando de la guerra o desastres naturales en sus países de origen. El TPS los protege de ser deportados y pueden trabajar legalmente en los EE. UU. El fallo de la Corte Suprema, deja en claro que no pueden obtener residencia permanente, si ingresaron ilegalmente al país.

El dictameb se produjo en un caso que involucra a una pareja de El Salvador, José Sánchez y Sonia Gonzales, quienes han estado en Estados Unidos desde fines de la década de 1990 y viven en Nueva Jersey.  

Aunque un tribunal de distrito falló a favor de la pareja, un tribunal de apelaciones revocó la decisión.  Sostuvo que TPS no “constituye una admisión” en los EE. UU.

La Corte Suprema de EEUU acordó que los dos no fueron admitidos legalmente.

La decisión se centró en la cuestión de si las personas que llegaron a los Estados Unidos ilegalmente, pero que recibieron protecciones humanitarias, fueron alguna vez “admitidas” en el país.

La Corte Suprema acordó que los dos no fueron admitidos legalmente.

El programa TPS otorga a los extranjeros el estatus de no inmigrantes, pero no los admite”, dice el dictamen. “Entonces, la concesión de TPS no hace que un participante ilegal … sea elegible”, para una green card”.

La Cámara de Representantes aprobó una legislación que permitiría a los migrantes que utilizan el programa TPS convertirse en residentes permanentes, pero el destino de la medida es incierto en el Senado.

Actualmente, además de El Salvador, los migrantes con estatus de TPS de otros 11 países están protegidos contra la deportación.  Esos países incluyen Haití, Honduras, Myanmar, Nepal, Nicaragua, Somalia, Sudán del Sur, Sudán, Siria, Venezuela y Yemen.