Trabajo virtual: el futuro

Según un reciente informe de Ericsson IndustryLab, las opiniones tanto de los tomadores de decisiones de las PYMES como de los empleados de cuello blanco han cambiado debido a sus experiencias de trabajo remoto.

Más de 5 de cada 10 empleados encuestados están de acuerdo en que sus empresas se han vuelto más positivas sobre el trabajo a distancia durante la pandemia y creen que estos hábitos han llegado para quedarse.

Estudio tras estudio encuentra que los trabajadores remotos tienden a ser más productivos, más satisfechos y permanecen en sus trabajos más tiempo. Suena como un beneficio mutuo para los empleados y empleadores.

Para 2030 se espera que cerca del 60 por ciento del trabajo de cuello blanco de las PYMES ocurra fuera de las instalaciones de la empresa

La pandemia está teniendo un profundo efecto en la aceleración de este proceso, por lo que es fundamental que las PYMES proporcionen a sus empleados pleno acceso a los procesos y herramientas, independientemente del dispositivo que utilicen o si están en casa o fuera de casa. 

No habrá ninguna oficina para 2030, según el 44 por ciento de los responsables de la toma de decisiones de las PYMES.

La definición europea de PYME es la siguiente: “La categoría de micro, pequeñas y medianas empresas (PYME) está compuesta por empresas que emplean a menos de 250 personas y que tienen un volumen de negocios anual no superior a 50 millones de euros, y/o un balance anual total no superior a 43 millones de euros”.

FUENTE: https://www.ericsson.com/