Entrega a domicilio llegó para quedarse

Son muchos los cambios que hemos estado viendo en el último año, que acaba de terminar. Algunos de ellos parecieran ser transitorios y otros permanentes.

Sin duda alguna, cuando el minorista más grande del mundo decide ampliar su servicio de entrega a domicilio, este servicio llegó para quedarse.

Walmart aunció el 3 de enero pasado que planea contratar a más de 3.000 repartidores estadounidenses y construir una flota de furgonetas de reparto totalmente eléctricas para apoyar su servicio de entrega de comestibles “a domicilio”, su última inversión en su red de cumplimiento de última milla.

El minorista más grande del mundo, tiene alrededor de 100 conductores en la actualidad, espera poder llegar a 30 millones de hogares para finales de año. Ahora da servicio a 6 millones de hogares.

Walmart, con sede en Bentonville, Arkansas, lanzó en 2019 su servicio de entrega a domicilio a través del cual los trabajadores entregan comestibles directamente en los hogares de los compradores, a veces colocando artículos directamente en cocinas o refrigeradores de garaje cuando la gente no está en la casa. Abren las puertas o garajes de los clientes a través de una aplicación que se combine con una cerradura de entrada “inteligente”.

Temiendo COVID-19, muchos compradores han recurrido a la entrega de comestibles en línea desde el comienzo de la pandemia, provocando una competencia agresiva en la industria de Whole Foods, Instacart y Uber Technologies de Amazon.com Inc.

Walmart ha experimentado durante años con opciones de entrega a los hogares. En 2017, por ejemplo, Walmart estableció un programa a través del cual los empleados de su propia tienda llevarían los pedidos en línea directamente a los hogares de los compradores, después de completar sus turnos habituales en los locales de ventas.

En agosto, antes de la temporada de compras navideñas en los Estados Unidos, Walmart lanzó un servicio de entrega rápida para otros comerciantes. 

El año pasado, también probó furgonetas de reparto de “última milla” de la marca de la compañía, tomando una página del libro de jugadas de Amazon, mientras la demanda en línea presiona a United Parcel Service, FedEx Corp y el Servicio Postal de EEUU.